¿POR QUÉ LOS COLECTIVOS FEMINISTAS ESTÁN TOMANDO LAS COMISIONES DE DERECHOS HUMANOS EN MÉXICO?

12 septiembre 2020   12:20 PM | Por redacción
El pasado 2 de septiembre, madres y familiares de víctimas se reunieron con la titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra, en la sede de la Ciudad de México. Exigían una reunión con el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, debido a que sus casos no habían sido atendidos hasta el momento.
¿POR QUÉ LOS COLECTIVOS FEMINISTAS ESTÁN TOMANDO LAS COMISIONES DE DERECHOS HUMANOS EN MÉXICO?

Sin embargo, debido a que no las atendieron y no lograron avances, Marcela Alemán, madre de una niña de 5 años que fue violada en 2017, se amarró a una de las sillas de la CNDH y amenazó con no salir de las instalaciones, junto con las demás víctimas hasta que recibieran atención. “Me he amarrado porque me querían mandar otra vez a poner otra denuncia, ya me cansé, mi niña lo que merece es ser defendida por los derechos humanos, pero no, todo un Estado le ha pisoteado sus derechos. ¡Ya basta!”.

 

Pero no fue la única que protestó. Marcela, su esposo y el resto de las familias de víctimas se rehusaron a salir de las instalaciones e incluso montaron un plantón al exterior de la sede de la CNDH para exigir justicia. La señora denunció en diversos medios de comunicación que le pidieron regresar a San Luis Potosí para levantar oootra denuncia, cosa que ya había hecho antes… ¿y su hija? aún no obtiene justicia. Aquí llegaron los colectivos feministas.

Llegaron los refuerzos a la Comisión

Horas después de que comenzara la protesta en las instalaciones de la CNDH, colectivos feministas llegaron al lugar en República de Cuba 60 para apoyar a las familias y para tomar las instalaciones en demanda de justicia. Por medio de redes sociales los colectivos difundieron el estado de las mujeres y pidieron a más feministas que acudieran al lugar para acompañar la protesta y a la señora Marcela.

 

La convocatoria no tardó en ser escuchada. En cuestión de horas llegaron mujeres de varios colectivos que, según la CNDH, se trata del “Frente Nacional Ni Una Menos” y “Aequuus, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos”. Sin embargo, se integraron más conforme pasó el tiempo. Uno de ellos identificado como “Bloque Negro”

Como parte de la protesta, retiraron las letras de la CNDH que se encuentran en la entrada del edificio y las reemplazaron por una manta con la que bautizaron al lugar como “Ocupa, Casa de Refugio ‘Ni Una Menos México”.  Advirtieron que ahora esas oficinas serían un refugio para las víctimas.

cndh-pliego-petitorio-manifestacion-feministas

Foto: Cuartoscuro.

Además, varios cuadros que se encontraban en las instalaciones fueron intervenidos. El 7 de septiembre, al exterior de la CNDH, Erika, la mamá de una niña de 7 años que fue abusada sexualmente, explicó que el cuadro de Madero, que tanto defendió el presidente Andrés Manuel López Obrador, fue pintado por su hija y pidió una explicación a gritos del por qué al presidente le indigna tanto un cuadro y no las víctimas sin atención.

 

En este mismo sentido, las mujeres sacaron los expedientes archivados en la Comisión y los dejaron en la calle para que las autoridades acudieran al lugar a rescatarlos.

Hace dos días, el pasado 9 de septiembre, se logró una reunión entre la SEGOB y las manifestantes —sin negociar el desalojo del edificio que se ha convertido en un refugio para víctimas de violencia–. En la reunión estuvo presente María Fabiola Alanís, titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM) y Paulina Téllez, encargada de la Unidad de Apoyo al Sistema de Justicia.

segob-mujeres-manifestacion-cndh-comisión

Foto: Segob.

Finalmente, tras una semana de protestas, la titular de la Comisión Rosario Piedra aceptó los siete puntos del pliego petitorio del Frente Nacional Ni Una Menos, organizaciones civiles y víctimas de violaciones a derechos.

  • La inmediata atención a las mujeres en general y en particular las que integran el Frente Nacional Ni Una Menos.
  • La inmediata incorporación de las mujeres del Frente Nacional Ni Una Menos a los servicios médicos de calidad —acceso a medicamentos, tratamientos y terapias.
  • La implementación urgente e inmediata de un programa de despensas para las mujeres víctimas de violencia de género, desapariciones o feminicidios.
  • La implementación urgente e inmediata de un programa de empleo para las mujeres del Frente Nacional Ni Una Menos —con perspectiva de género, sin que sufran ningún tipo de hostigamiento por parte de las autoridades.
  • La reasignación inmediata del subsidio federal para la Alerta de Violencia de Género en el Estado de México, Veracruz, Zacatecas, Nuevo León, Nayarit, Jalisco y Puebla.
  • El retiro de la campaña ‘Cuenta hasta Diez’.
  • Que se ponga fin a los discursos de descalificación contra el movimiento feminista por parte del gobierno.

Ya es un movimiento nacional de feministas

La exigencia de justicia para las víctimas y las denuncias de inacción e incluso obstaculización por parte de las autoridades en casos que llevan años sin respuesta llegó a todo el país. Colectivos feministas que varios puntos de México se manifestaron, clausuraron simbólicamente o tomaron las sedes de las Comisiones de Derechos Humanos locales.

Apenas ayer, se tomaron de manera pacífica las oficinas de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM) en el municipio de Ecatepec, en el Estado de México. Exigieron la renuncia de algunos funcionarios que las violentaron en el pasado, así como la presencia de autoridades federales, estatales, el gobernador Alfredo del Mazo y el fiscal General Alejandro Sánchez.

Sin embargo, horas después, durante la madrugada de este 11 de septiembre, elementos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México irrumpieron de forma violenta en la sede, la desalojaron y se llevaron a las mujeres que ahí estaban, incluidas niñas y una mujer embarazada. Todas, de acuerdo con la Fiscalía, ya fueron liberadas.

De igual forma, feministas protestaron y clausuraron de manera simbólica en Puebla, Veracruz, Aguascalientes, Tabasco, Campeche, Atizapán en el Estado de México, Tampico en Tamaulipas en apoyo a las compañeras que se encuentran en CNDH de la Ciudad de México, para exigir justicia por las compañeras desalojadas de la Comisión de Derechos Humanos en Ecatepec y para exigir justicia para las víctimas que llevan años en la lucha.

 

Por medio de redes sociales se denunció que elementos de la policía acudieron a retirar a las manifestantes y en Veracruz, los elementos retiraron las mantas de la sede y las fichas de los casos pegados en las paredes.

 

¿Cuál ha sido la respuesta de las autoridades?

En primera instancia, cuando ocurrió la intervención del cuadro de Madero en CNDH de la CDMX, el presidente López Obrador se manifestó en contra de dañar una obra histórica y lamentó los daños ocasionados por las mujeres. Misma postura que en un principio tomó el autor del cuadro, quien posteriormente reconsideró, pidió disculpas y donó la obra a las mujeres. 

Por su parte, la titula de la CNDH, Rosario Ibarra, afirmó que no tenía idea de lo que las feministas querían, que no sabía quiénes eran y lamentó que dañaran los expedientes.