A punto de cerrar los merenderos en la presa

27 junio 2020   1:58 PM | Por redacción
“Este tiempo del coronavirus ha sido demasiado feo y duro”, así lo dijo Gloria Barajas Martínez, propietaria del merendero El Paraíso en la Presa de Las Vírgenes que en su más de 30 años como empresaria restaurantera dijo nunca había visto nada igual. “Batallando para los sueldos, para el seguro, para el recibo de la luz e impuestos que se siguieron cobrando igual; a unos de mis empleados los tuve en sus casas y les ayudé con lo que podía y los otros estuvieron en el negocio y los sostuve con lo poquito que sacaba en las ventas para llevar que disminuyeron en un 90%; ahorita estoy endeudada, creo que van a pasar varios años para poder recuperarnos”, comentó.
A punto de cerrar los merenderos en la presa

Con respecto si las cosas cambiaron con la apertura por el cambio de semáforo naranja, manifestó “Al 50% como estamos ahorita haga de cuenta que nos están dando como una aspirina para el dolor de cabeza, un calmante nada más”. Otro aspecto con lo que no está de acuerdo es que tiene que ofrecer sus productos de manera diferente: “Acababan de quitar las bolsas de plástico por la contaminación y con estas medidas, que todo individual, que todo desechable, va a estar peor por la basura que se va a generar, además el precio de los plásticos se incrementó en un 80%. Todo lo que se quede en la mesa aunque este bueno hay que tirarlo a la basura porque no lo podemos volver a utilizar”. 

 

La propietaria del Merendero El Paraiso de Presa de Las Vírgenes, por último manifestó “yo trabajo en Rosales donde casi no hay contagios pero la mayoría de mis clientes son de Delicias y de Chihuahua y allá si hay coronavirus, por lo que nosotros cumplimos con lo establecido en cuanto al tapete desinfectante, se toma la temperatura, tenemos gel anti bacterial y nuestro personal trae tapa bocas y mascarillas, mucha gente tiene miedo y a veces los que vienen se enojan por las medidas que nos exigen”.